Esclavas De María Inmaculada | INQUIETUDES
111
page,page-id-111,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
INQUIETUDES
INQUIETUDES

 


 

Nuestra opción de vida por el seguimiento de Cristo y nuestras raíces congregacionales nos piden hacer de forma continua y actualizada una lectura creyente y evangélica del mundo y de las distintas realidades en las que estamos insertas. Esa lectura, bajo la óptica del carisma legado por nuestra Madre Juana María, nos suscita una serie de inquietudes que compartimos con quienes se sientan sensibilizados/as con ellas, tales como:

 


 

• El mundo laboral de nuestros días, como espacio de humanización y evangelización.
• La transmisión de la fe y de los valores evangélicos, como criterios para la vida.
• El fenómeno de las migraciones, como una invitación a salir al encuentro.
• El paro y la inestabilidad laboral, como una llamada a la solidaridad.
• La marginación y explotación de la mujer, como un compromiso del que no podemos evadirnos.
• La promoción humana y socio-laboral, como un derecho de todo ser humano.
• La injusticia con sus múltiples rostros, como una realidad que no podemos silenciar.
• Las nuevas formas de pobreza, como urgencias que nos instan a dar nuevas respuestas.

MISIÓN COMPARTIDA

 


 

Siguiendo las huellas de la Madre Juana María, las Esclavas de María damos vida al carisma congregacional, sabiendo que no se encapsula en el tiempo, sino que es posible reproducirlo, siempre y en todo lugar.

Para poder transmitirlo se hace necesario darlo a conocer y profundizar en él adentrándonos en la vida y espiritualidad de nuestra Fundadora. Lo hacemos a través de los grupos ‘En camino con Juana María’, grupos de reflexión y oración que nos reunimos una vez al mes, en cada una de nuestras comunidades. Son grupos abiertos a toda persona interesada en profundizar en su experiencia de fe y en el conocimiento de la Madre Juana María, para poder dar vida en su ambiente al carisma que ella nos legó.

 


 

Otro espacio de misión compartida lo tenemos a través de VOESMA (Voluntariado Esclavas de María). Una puerta que se abre con amor al estilo de Juana María Condesa Lluch para dar ‘existencia’ a los demás, compartiendo lo que somos y tenemos: tiempo, cualidades, alegría, conocimientos, ilusión … ¡vida!

Si quieres entrar a formar parte de nuestra familia, infórmate de las posibilidades que tienes en la comunidad más cercana a tu residencia habitual.